Nikon 50D

Volver al Blog de Valentin Sama



Nikon
D50

Valentin Sama


02/04/05


Actualización: 23/04/2005






Nikon ha anunciado, a 20/04/05, la presentación de su nueva cámara réflex monocular con óptica intercambiable, Nikon D50. A continuación puedo ofreceros lo que considero puede ser una interesante información acerca de esta nueva cámara, siempre bien entendido que a esta hora, Nikon indica que las características podrían variar ligeramente de lo que sigue en las unidades comercializadas finalmente. Según datos que obran en mi poder, este modelo habría tenido prevista su presentación para el día 15 de junio. No obstante, algunas unidades podrían haber sido envíadas, en aparente secreto, al jurado de la asociación TIPA, que se ha reunido entre los días 7 y 8 de abril pasados. Si hubiese recibido un premio, que no ha sido así,los estatutos hubiesen obligado a presentarla antes de 2 meses, por lo que su presentación debería adelantarse, como tarde para el 8 de junio.. En todo caso, es posible que, dadas las filtraciones, y al no haber sido premiada, se ha optado, finalmente, por adelantar la presentación.

Se trata, al parecer, de una cámara digital "de bajo de gama", esto es, la cámara Nikon más económica, por el momento, dentro de esa categoría. Se trata de una categoría en la que muchos fabricantes tienen depositadas grandes esperanzas para "hacer caja".
Para los más impacientes, puedo adelantaros los detalles más característicos: captador CCD de tamaño "APS-C" (23,7 x 15,6 mm, con factor de "prolongación de focal 1,5 x) de 6,1 megapíxeles, y ofrecida en "kit" con un compacto objetivo 18-55 mm f/3,5-5,6 G, que a pesar de su modesta luminosidad, es de la serie "AF-S".
Como corresponde a una cámara destinada a su uso por parte de aficionados, incorpora un pequeño flash retráctil. Para desilusión, por no decir "cabreo" de muchos, empleará tarjetas de memoria de tipo SD, por lo que, todos aquellos que ya dispongan de una SLR Nikon digital, y consideren adquirir una D50 como cuerpo de apoyo, se verían obligados a realizar nuevas inversiones en tarjetas, y quizá también en lectores para las mismas. No deja de parecerme curioso, e ignoro si se trata de una cuestión meramente comercial, el que Nikon indica que solo asegura el buen funcionamiento de su última pequeña, con tarjetas SanDisk (de 64 Mb a 1 Gb), Toshiba (de 64 Mb a 512 Mb) o Panasonic (de 64 Mb a 1 Gb). ¿Que les pasa al resto de las tarjetas? ¿Nos van a comenzara ahora a "comer el coco" con problemas de compatibilidades? Lo que nos faltaba. En todo caso, parece un detalle curioso que la D50 disponga de una memoria interna de 16 Mb, que permitiría "salir de un apuro" a un usuario, siempre con imágenes en pequeño tamaño y compresión alta.

La D50 se ofrece tanto en versión "plata" como negra, como puede verse en las imágenes proporcionadas por Nikon.
Se trata de una cámara de dimensiones contenidas, de aproximadamente 132 x 102 x 77 mm, para un peso de aproximadamente 625 gramos sin objetivo, pero lista para el uso, con batería y tarjeta.


Aspectos digitales

Además de lo ya mencionado en relación al captador, que es de tipo bastante convencional, ahora, cuando Nikon se está ya convirtiendo a los CMOS para sus cámaras de la parte más alta de la gama, los aficionados no se sentirán defraudados inicialmente al ver que su nueva D50 ofrece la posibilidad de disponer de archivos RAW a 12 bit. Otra cosa es luego, si la firma o el distribuidor les obliga a comprar un software aparte para poder abrir esos RAW, como al parecer está previsto… ya veremos. Es como comprarse un coche y tener que pagar luego, una suma adicional para que nos entreguen una llave que le permita que pueda pasar de los 60 km/h.
Para los archivos en formato JPEG se dispondrá de tres tamaños o "resoluciones" de imagen:  Grande ( L = 3008 x 2000 píxeles), Medio (M = 2256 x 1496) y Pequeño (S = 1504 x 1000). En lo que respecta a los grados de compresión en formato JPEG, son de 1:4 para la calidad "Fine", 1:8 para la "Normal" y de 1:16 para la "Basic". Esas compresiones se pueden combinar con las resoluciones, y además estará contemplada la opción de RAW + JPEG en Basic. Nikon, por cierto, para distinguirse, llama a su formato RAW (en bruto) formato "NEF" (Nikon Electronic Format).

Si deseamos descargar imágenes directamente desde la cámara a un ordenador, estamos de suerte: el puerto de conexión, sin llegar a ser un Firewire, es del protocolo USB 2.0, también bastante rápido. No falta, tampoco, la salida para vídeo.
La sensibilidad mínima es de 200 ISO, de forma similar a la D70, y puede llegarse a los 1600 ISO en ajustes de 1/3 de punto.

En lo que se refiere al ajuste de la temperatura de color ("balance de blancos"), no está mal la dotación, pues se opera en base a las informaciones de un sensor RGB de 420 píxeles (el mismo empleado para la medición matricial, y se dispone de siete modos manuales además del automático, y, lo que es notable para una cámara de esta categoría económica: muestreo ("bracketing") de temperatura de color.

El monitor posterior, es de 2 pulgadas, y por lo tanto algo mayor que el de la Nikon D70 actual, que era de 1,8 pulgadas. Sobre esa pantalla, entre otros muchos datos, podemos disponer de la valiosa información que nos ofrecen, tanto el histograma como el aviso de "altas luces quemadas". Desde luego, a través del menú, no faltan los ajustes de contraste, acutancia o color, con distintos grados de saturación y dentro de los perfiles de color sRGB y RGB.
El nuevo modelo derivado de la Nikon D70, la D70s, ahora mismo anunciada, incorporaría la pantalla de 2 pulgadas, y diversas mejoras en la alimentación eléctrica. El "firmware", por cierto, será en este caso, actualizable por el usuario.





Aspectos "de cámara"

En el ámbito más puramente de la toma fotográfica tradicional, la nueva D50 parece que va a estar bastante bien dotada, teniendo en cuenta que se trata de una cámara de gama baja. Así, por ejemplo, no falta la previsualización de la profundidad de campo, y el autofoco (módulo Multi-CAM900) es sobre cinco puntos, automático o seleccionables, siendo su capacidad de detección de -1 a +19 EV.

La medición será matricial en color (420 zonas; 0 a +20 EV) y además se dispondrá de promedio (típico Nikon, con énfasis del 75% en el círculo central) y puntual (2,5% central; 2 a +20 EV). Los modos de exposición son los típicos de P, S, A, y M, además de los 7 programillas para aficionados más sencillos. Ni que decir tiene que se dispone de compensación de exposición y de muestreo (3 exposiciones hasta ±2 EV).

El obturador (similar al de la D70, combinado mecánico y de CCD) llega desde los 30 segundos (mas "B") a 1/4000 de segundo mientras que la sincronización para flash es hasta 1/500 de segundo, un valor realmente interesante para "rellenar" en luz de día, y tanto más cuando la sensibilidad "mínima" de la D50 será de 200 ISO. Por si fuera poco, se dispondrá de opciones de  muestreo de flash, flash "lento"  y sincronización a la segunda cortinilla.
En cuanto a la compatibilidad con otras unidades de flash Nikon (o de otros fabricantes), el galimatías parece ser el habitual en este terreno, con más espacio dedicado a las incompatibilidades que a las compatibilidades, y no parece tener sentido extenderme ahora sobre ello, cuando todo puede variar en las unidades finales.


El visor

Este es uno de los terrenos dónde, en mi opinión, más se ha escatimado para poder reducir el precio. Así, la imagen mostrada es de tan solo el 95%, a lo que se suma un discreto aumento de tan solo 0,75 x. Además, la construcción no es por auténtico pentaprisma de vidrio óptico, sino por un juego de "pentaespejos", que mucho me temo, sean, además, de plástico. La pupila de salida, de 18 mm, no es precisamente un valor muy favorable, sobre todo para los usuarios de gafas. Un pequeño consuelo será el ajuste de dioptrías, con un muy discreto valor de -1,6 a +0,5. Desde luego, en el visor, no "se han estirado" mucho.


El objetivo AF-S DX Nikkor 18-55 mm f/3,5-5.6 G

Este nuevo objetivo (DX = de círculo de cobertura reducido), equivalente aproximadamente en lo que se refiere a ángulo de toma, a un 27-82,5 mm, si bien no parece "brillar" por su luminosidad, incorpora un moderno motor ultrasónico AF-S, rápido, silencioso, y que permite enfocar a mano en toda circunstancia. Parece ser que se ofrecerá en "kit" a un precio interesante, incluyendo su parasol específico.
Su esquema óptico será, en principio, de 7 elementos en 5 grupos, e incluirá, en esa fórmula, tanto un elemento en vidrio ED de baja dispersión, como uno asférico. Dada lo reducido de la fórmula, dudo que pueda ofrecer una limpia corrección de la distorsión a todas las focales…
Eso si, enfocará hasta aproximadamente 28 cm. La rosca para filtros será de ø 52 mm.
Las dimensiones, serán de aproximadamente de 73,5 mm de largo por 69 mm de diámetro, para un peso de 220 gramos parasol incluido. Este objetivo tiene todo el aspecto de estar realizado por el mismo fabricante que monte el muy similar objetivo entregado en "kit" con las Canon EOS 300D y 350D.
Nikon han presentado simultaneamente, el nuevo objetivo Nikkor AF-S 55-200 mm f/4,5-5,6 G ED, como complemento al pequeño zoom base.

Conclusión

La nueva D50 parece representar un muy interesante aparato fotográfico digital, con prestaciones muy amplias para el tipo de usuario objetivo previsto, eso que los mercadeadores llaman "target". El precio se estima que debería estar en el entorno de los 700 euros, para poder ser competitiva.
El terreno de las SLR digitales con cambio de óptica se hace cada vez más disputado.












































Volver al Blog de Valentin Sama




Volver al Blog de Valentin Sama