26/01/2006
Actualizado a 27/01/06
Olympus
E-330
© Fotografías Valentin Sama
No extraer para utilizar fuera del contexto de esta página (Consultar licencia para libre utilización).

© Pictures copyrighted by Valentin Sama. Do not extract for use outside the scope os this page.


Volver al Blog de Valentin Sama



Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons









Olympus
presenta su nueva cámara réflex monocular para el sistema “Cuatro Tercios"  E-330, dotada de revolucionarias innovaciones que se sustentan en parte en el sistema de visión según Porro, ya aplicado en su E-300. Parte de las características principales del nuevo modelo E-330 sigue las pautas que personalmente sugería en mi artículo “Evolución del Olympus E-System”, y algunas de ellas superan con creces lo que desde mi punto de vista, y sin disponer de información anticipada, intuía. Ni que decir tiene, que Olympus sigue fiel a su sistema SSWF, para limpieza automática de la superficie del captador por medio de ultrasonidos, único entre toda la producción de cámaras SLR digitales.

Estéticamente, la Olympus E-330 es, en mi opinión, más elegante, más refinada que la E-300, aunque a primera vista podrían confundirse entre sí. La E-330 tiene unas curvas más fluidas en su parte superior, lo que la hace más baja y “aerodinámica”.




Lejos de ser una simple evolución de la E-300, en mi opinión la E-330 se apoya en sus fundamentos ópticos y estructurales para ofrecernos –según un planteamiento muy propio de la filosofía de Olympus– soluciones muy innovadoras, únicas en la categoría de las cámaras réflex monoculares digitales. Entre otras cosas, ello demostraría que el espíritu insuflado por Olympus en el concepto 4/3 no solo sigue vivo, sino que está demostrando, paulatinamente, su capacidad de crecimiento. Otro tanto podría decirse del sistema de visor según Porro (2), que algunos quizá habían considerado anecdótico, sin percatarse de su auténtico potencial… Pero creo que es momento de hablar de puntos más concretos.

Doble captador
La Olympus E-330 se caracteriza por incorporar dos captadores: uno de ellos, CMOS (7,5 Mp), es el principal, para el registro de imagen, al tiempo que el segundo, un CCD (5 Mp), se encarga de lo que podría definirse como “funciones auxiliares”, si no fuese por la relevancia que tienen esas funciones, que ofrecen interesantes posibilidades hasta ahora no disponibles en una cámara SLR digital. Este CCD está incorporado en el camino óptico del ya citado sistema de visión por prisma de Porro.El sistema de visión Porro con el captador secundario

Bonito despiece de la caja del espejo (ofrecido, al igual que el resto de los gráficos, por Olympus), y el visor de Porro que alberga el captador CCD secundario para la visión en tiempo real. Ese CCD aparece en la parte superior como una pieza en amarillo claro. El bloque de la parte inferior nos muestra el espejo móvil principal, y la pantalla de enfoque. El bloque de la derecha (que encajaría sobre el otro), nos deja entrever, el otro juego de espejos fijos, con el reenvio al CCD. Por el momento, este sistema de doble captador es viable solo mediante el sistema de Porro, que se utilizaba ya en las Pen F y FT de la década de los sesenta.


En este gráfico, y ayudados por el recorte del mismo ofrecido más abajo, podréis
seguir el camino óptico y la disposición de los captadores. Aunque por la perspectiva del dibujo parezca lo conrario, el segundo captador (CCD) queda colocado aproximadamente a la altura del ocular. De ahí –supongo- el que se deba aplicar el cierre del obturador de dicho ocular.
Antes de derivar luz hacia ese captador, se deriva hacia el sistema de medición matricial, que es independiente de cualquiera de los dos captadores.


Gracias a esta innovación tecnológica del doble captador, la Olympus E-330 es la primera SLR digital de gran serie que nos ofrece, simultáneamente, auténtica visión réflex y además, visión "en tiempo real", durante la toma, a través del monitor posterior de 2,5 pulgadas (6,35 cm) LCD HyperCrystal (en lo que se llama “Mode A Live View”): el CCD auxiliar proporciona la visión réflex sobre dicho monitor (que es orientable), con una cobertura de aproximadamente el 92%, y por otro lado, el espejo, el sistema de Porro y la pantalla de enfoque del sistema réflex propiamente dicho, nos ofrecen la visión réflex tradicional. En las cámaras SLR digitales al uso, está vedada la visión en tiempo real, pues tanto el espejo como el obturador impiden disponer de esa alternativa. Podría empezar a comentar aquí acerca de las ventajas de este sistema único, pero prefiero seguir adelante un poco más…

Porque, además, la E-330 nos permite, en el modo “Mode B Live View ”, disfrutar, sobre el monitor de 2,5 pulgadas, a espejo levantado, de una visión “en tiempo real” , en color, del 100% de la imagen proporcionada por el captador principal de imagen CMOS. Quizá, para que quede claro, convenga comentar que estamos hablando de antes del disparo y durante el disparo, no de la imagen una vez captada… que eso ya es lo normal. En este modo “Live  B”, en el que se opera en enfoque manual, podemos realizar un aumento de 10x en el monitor, y efectuar dicho enfoque sobre cualquier punto de la pantalla de que deseemos, sin tener que reencuadrar, “jugando” con las teclas de balancín de cuatro vías, ya características sobre el dorso de la mayor parte de las cámaras digitales. esta característica de “lupa de enfoque” sobre la imagen solo estaba disponible hasta ahora en unos pocos respaldos digitales de alta gama para cámaras de sistema para formato medio y a un precio extraordinariamente elevado.
Puesto que puedo ofreceros las impresiones extraídas de una completa toma de contacto, antes de extenderme sobre ella, voy a comentar algunas de las novedades adicionales de este modelo E-330.

Como ya conocen la mayor parte de los seguidores del concepto 4/3, este estándar o protocolo, abierto a su libre utilización por parte de cualquier fabricante, fija los siguientes puntos:


• Círculo de cobertura de los objetivos, en relación a la diagonal del formato del captador de 13 x 17,3 mm (diagonal 22,3 mm)

• Parámetros físicos y de comunicación electrónica de la montura de bayoneta
• Distancia de la montura al plano focal del captador

Como puede verse, existe bastante libertad, y de hecho, podría llegar a emplearse, sin violar el protocolo, un captador de otro formato, siempre que se respetase la diagonal.
En los objetivos telecéntricos los rayos de luz inciden perpendicularmente sobre el captador digital, lo que evita los problemas de viñeteado y aberraciones derivados del uso de ópticas convencionales. En el concepto "casi telecéntrico" igualmente aceptable, la desviación de los rayos perifericos de luz más alejados del centro, no debe ser mayor de 6 grados
Con una total adhesión al sistema 4/3, Olympus ha hecho ahora uso de la libertad que proporciona el protocolo en si mismo, y ha optado, para la E-330, para su captador principal, por un Live CMOS de última generación, en lugar de por un CCD “Full Frame Transfer” (CCD FFT), como los empleados hasta ahora en los modelos E-1, E-300 y E-500.
Este nuevo captador, lógicamente del tamaño normalizado para el 4/3, esto es, de 13 x 17,3 mm, dispone de 7,94 megapíxeles totales y de 7,5 megapíxeles de imagen. Entre las ventajas reconocidas de un captador CMOS, figuran las de ofrecer procesado pixel a pixel, lo que se traduce en un área útil mayor para cada pixel, lo que redunda en mejor sensibilidad efectiva y por ende, la posibilidad de alcanzar un nivel menor de ruido. A ello se suma un menor consumo de energía y mayor rapidez de procesado, lo que supone una mayor velocidad de procesado en general, y de disparo en ráfagas en particular. Este tipo de CMOS en particular es la primera vez que se emplea en la industria fotografica y es tipo "NCMOS" o "Negative Type CMOS". Segun se dice, ofrece hasta 3 veces más de superficie útil por pixel que el CMOS de tipo convencional, y ello con un 50% menos de consumo. En las pruebas realizadas se indica que se ha podido comprobar que hasta que no se alcanza una hora y media de funcionamiento en el modo Live View B, no se produce incremento de ruido por calentamiento al índice de 100 ISO, resistiendo hasta 8 minutos a 1600 ISO con los mismos resultados, mientras que un CCD o un CMOS en ese modo sufre –al parecer– problemas serios más allá de 60 segundos a 100 ISO.
En cuestión de rapidez, en mis pruebas personales, he llegado a conseguir mediante la E-330 algo más de 3 fotogramas por segundo (f.p.s.), incluso en el modo RAW + SHQ, frente a los 2,5 f.p.s. alcanzados mediante una E-500 en idénticas circunstancias.


Pienso que, puesto que el resto de las particularidades se puede evaluar a través de la tabla de características, vale más la pena extenderse sobre los resultados de la exhaustiva toma de contacto. Una auténtica prueba debería realizarse sobre una unidad de serie, en lugar de sobre una muestra de preproducción como ésta.


Calidad de imagen
Puedo imaginarme que, desde un planteamiento muy pragmático, el aspecto que más puede interesar, así de inmediato, es la calidad de imagen que sea capaz de ofrecer el nuevo captador CMOS, y estoy en disposición, en base a pruebas absolutamente serias, de dar la respuesta : calidad de color y resolución muy elevadas (por no decir extraordinarias), con nivel de ruido manifiestamente inferior –incluso a 1600 ISO– que los modelos E-1, E-300 y E-500. Así de sencillo. Puede deducirse, que la elección de este nuevo captador y la elaboración del firmware correspondiente, controlado por el procesador TruePic Turbo, ha sido un total acierto, y quizá marque el camino que puedan seguir nuevas incorporaciones al E-System. De momento, me quedo con las ganas de conocer dos datos: el fabricante de este CMOS (los CCD FFT los fabrica Kodak), así como el tamaño del pixel. Todo llegará…
En el momento de escribir esta toma de contacto, no se conoce (oficialmente) ni el tamaño del píxel ni el fabricante del CMOS, pero respecto al segundo punto, podría tratarse de un producto de Sony.

Hasta dentro de unos días, y por cuestión de protocolo de embargo (salvo cambio impuesto por las circunstancias), es probable que no pueda ofreceros unas fotografías de muestra, realizadas bajo condiciones controladas. En ellas podréis comprobar la calidad general, pudiendo comparar entre los índices de 100, 200, 400, 800 y especialmente, 1600 ISO. Igualmente, en este último ajuste podréis realizar (a través del sector ampliado), la diferencia en nivel de ruido con la E-500.

El manejo y los mandos
 Los distintos mandos, y su manejo, resultarán muy familiares a cualquier usuario de cámaras réflex monoculares digitales, y especialmente a aquellos familiarizados con el modelo Olympus E-300. Sin embargo, un pulsador y una pequeña palanca, ubicados al lado derecho del ocular, distinguen a esta E-330 de cualquier otra cámara SLR digital.

Si actuamos sobre ese pulsador "LIVE VIEW", a través de la pantalla o monitor posterior se nos sugerirán dos opciones: el modo “Live  A” o el modo “Live  B”, cuya selección realizaremos mediante el conmutador de balancín de cuatro vías posterior.

Para el modo B, se nos indica que debemos actuar sobre la pequeña palanca, que no es sino el activador del obturador incorporado del ocular, que evitará que “se cuele” luz por el mismo hacia las entrañas de la cámara.

En el modo A, lo que disponemos es, tal como he comentado anteriormente, de visión réflex clásica, a través del ocular de la cámara y además, visión en tiempo real, a través del monitor de 2,5 pulgadas, de la imagen captada y generada por el CCD auxiliar. Lógicamente, mediante el pulsador que controla la actividad del monitor, pulsador ubicado próximo al de la selección de la imagen en tiempo real, podemos “apagar” el monitor si no deseamos emplear su ayuda, y queremos operar con la máxima comodidad en el modo réflex tradicional.


La utilidad de gozar de la imagen en tiempo real, en una SLR digital, es algo que sorprende. Quizá porque por un lado porque esa estética nos resulta familiar a través de las cámaras compactas digitales al uso y las “falsas réflex”, y sin embargo… ¡no estamos acostumbrados a disponer de ello en una auténtica réflex!



Pues bien: disponer de ese lujo adicional cambiará probablemente para siempre nuestra percepción de “cómo debe de ser” una SLR digital. La razón no es otra que aporta una gran comodidad de uso bajo aplicaciones especiales, pero también en las más corrientes. Un simple ejemplo basado en un caso real: para una toma de interiorismo, que incluye líneas verticales y horizontales claramente identificables no queremos que las verticales aparezcan en fuga, y para realizar el encuadre adecuado nos vemos obligados a colocar la cámara sobre el trípode en posición muy elevada, excesivamente elevada como para poder “pegar” el ojo al ocular. No disponemos de silla, escalera o nada sobre lo que nos podamos subir… ¿cómo asegurarnos de que la nivelación de la cámara y el encuadre son perfectos? Muy sencillo: ¡a través del monitor posterior de la E-330, basculado hacia abajo, y por ejemplo en el modo “Live  A”
! En este modo, se dispone de autofoco y también de enfoque manual si se desea.


Ni que decir tiene, que cada fotógrafo encontrará situaciones personales en las que pueda sacar partido a esta función, siempre en una cámara que nunca deja de ser una réflex monocular auténtica, con todas las ventajas propias ya conocidas.
Otro caso similar al anteriormente citado sería el de un bodegón, con la cámara situada en posición más bien baja: en lugar de castigar más nuestras maltrechas lumbares agachándonos repetidas veces para mirar por el visor réflex convencional, usamos el monitor. Pero en este segundo caso, también real, podemos emplear el modo “Live  B”.

En este modo "Live View B", el espejo y el obtirador han dejado el paso
libre hacia el CMOS principal, y lo que vemos en el monitor posterior
es la imagen volcada sobre el captador, con 100% de cobertura.
El enfoque, manual se efectúa sobre la imagen real.

Ahora, lo que vemos a través del monitor, es la imagen volcada realmente por el captador CMOS principal, el que ha de registrar la imagen. Al pulsar la opción “B”, el espejo “sube” (4) y se bloquea en posición, a efecto de que el captador pueda recibir la imagen proyectada por el objetivo. En este modo B, el enfoque es manual, puesto que no vamos a emplear los servicios del módulo autofoco. A través del conmutador de balancín podemos desplazar por todo el encuadre un rectángulo verde, que nos indica sobre qué punto vamos a realizar el enfoque. Y aquí es donde demuestra su utilidad la función de “lupa” de enfoque de la E-330. A través del conmutador de balancín: la activamos (pulsadores INFO + OK), y disfrutamos de una imagen aumentada 10 veces, sobre la que realizar el enfoque con todo detalle.



Frente a los modos normales (a la izquierda), en el modo de visión
en tiempo real desde la imagen generada por el CMOS principal, la
pantalla nos muestra (a voluntad), una imagen ampliada a 10 X del
punto de enfoque elegido sobre cualquier punto del encuadre: la
precisión de enfoque y encuadre es absoluta, con cobertura del 100%

Hay que trabajar con ello para poder apreciar todas las ventajas, pero las más importantes, a mi juicio, son las siguientes:

• El enfoque se consigue con precisión absoluta, pues nos basamos sobre la imagen real que se genera en el captador, no la producida a través de un espejo réflex, una pantalla de enfoque, etc.
• Sin alterar el encuadre, podemos examinar el foco sobre cualquier punto del “fotograma”.

Se trata de una función realmente sofisticada, que pone a la E-330 a la altura de los costosos respaldos digitales intercambiables para cámaras de formato medio, que son los únicos que hasta la fecha ofrecían algo parecido, pero a un precio varias decenas de veces superior.

La realidad es que tanto el modo A como el B, proporcionan a la E-330 una versatilidad y operatividad que la hacen no solo muy apropiada para aplicaciones en fotografía profesional y de aficionado muy avanzado, sino también para usuarios especialistas, como pueden ser los que practiquen la fotografía submarina (no resulta necesario pegar la máscara de buceo a la carcasa estanca), u otras especialidades como la de arquitectura, interiorismo, fotografía dental, médica (endoscopía), forénsica, y científica en general.

Los modos que aprovechan la visión en tiempo real se benefician de la ya conocida alta calidad de imagen de la pantalla “Hyper Crystal” de Olympus, que ofrece no solo muy buena resolución y claridad de imagen, sino también excelente observación sin oscurecimiento desde ángulos extremos, así como una frecuencia de “refresco” excelente. Este monitor puede bascularse 90˚ hacia arriba y 45˚ hacia abajo.


Adicionalmente, a través de menú, se pueden seleccionar opciones para el encuadre en tiempo real tales como un retículo de carácter general, uno indicador de la proporción “áurea” y unas interesantes plantillas para fotografía de carnet, para asegurar el registro a tamaño legal del rostro.
Dotada de anclajes aparentemente muy robustos, como único inconveniente, tanto por su ubicación, como por su tamaño y el alto brillo de su superficie, comentar que ésta se mancha con relativa facilidad.

¿Nos olvidamos de algo? Evidentemente si: por razones que en este momento desconozco, no hay indicaciones de histograma en el modo en tiempo real, pero supongo que puede ser  por razones técnicas, quizá incluso de firmware, que está en la versión 0.9.

El visor réflex
En esta E-330, se le dedica tanta atención a la visión en tiempo real a través de la pantalla, que se corre el riesgo de olvidarnos del visor réflex.
Con un aumento de 0,9 x y los buenos servicios del sistema de Porro, la calidad de imagen del visor me ha parecido buena, mejor que la de E-500 y ligeramente mejor que la de la E-300. Quizá ello se deba en parte a que la iluminación del punto de enfoque activo está muy bien contenida y no “rebosa” fuera de su área.



Según los expertos independientes, el sistema autofoco de Olympus no es tan rápido como el más rápido, pero es más preciso que los más rápidos. En el esquema, puede verse la disposición de los tres puntos autofoco, así como el área central (en rojo) cubierta por la medición puntual.

A pesar del gran aumento de 0,9 X, al tratarse de un captador relativamente pequeño respecto al 24 x 36 mm (y por tanto el de la respectiva pantalla de enfoque), no puede esperarse un visor como el de una Olympus OM-1, con su enorme y brillante imagen… ¡los tiempos han cambiado! Pero para tratarse de una SLR digital… no está nada mal.


Manejo de cámara En lo que respecta a sus prestaciones y características generales, como cámara, la Olympus E-330 no se diferencia sustancialmente de la E-300 y la E-500 –por orden de aparición– incorporando, en mi opinión, lo mejor de ambos modelos.



Los mandos fundamentales de manejo de la toma son muy similares a los de los modelos E-300 y E-500
El "chivato" SSWF nos indica la actividad del sistema de limpieza del captador por ultrasonidos



La ergonomía de estos mandos está muy conseguida, y el acabado es muy bueno. Algunos pulsadores admiten la personalización de su función, para asignarla, por ejemplo, a la comprobación de la profundidad de campo.
La opción de los dos tipos de tarjeta, común a todos los modelos del E-System, resulta realmente práctica.

Así, el monitor de gran tamaño de la E-330 es similar en prestaciones de imagen al de la E-500 y con sus 2,5 pulgadas, notablemente más grande que el de 1,8 pulgadas de la E-300. Las indicaciones sobre este monitor corresponden a las de la E-500 y son magníficas, por tamaño de tipo, colores, luminosidad y opciones. En el manejo directo, los que estén acostumbrados a la Olympus E-1 admirarán las ventajas de la pantalla de gran tamaño, pero echarán en falta la palanca selectora de modos de enfoque, que permite pasar rápidamente de enfoque automático (simple o continuo) a enfoque manual. En el resto de los modelos, incluyendo este nuevo E-330, la selección se debe hacer a través de menú. En la nueva E-330 es muy probable que optemos con una cierta frecuencia por el enfoque manual, pues es el modo operativo en la alternativa “B” de la visión en tiempo real a través del monitor.

Quizá me esté permitido recordar que todos los objetivos del E-System de Olympus disponen de motores de accionamiento de tipo ultrasónico, que operan a través de una suerte de embrague.
Ello permite no solo disponer de enfoque manual en todo momento (aún dentro de los modos autofoco), sino también poder seleccionar sentido de giro para ir hacia el ajuste de infinito. Mi impresión es que, en el modo de encuadre en visión en tiempo real, a través del captador principal, a través de software el sistema desmultiplica la operación de enfoque (más giro para un grado de acción determinado) a fin de ofrecernos una mayor precisión. Mi comentario particular para este modo, es que, aunque la firma Olympus pone un particular énfasis en el término “macro” al referirse a el, ese modo de enfoque especial está disponible para todas las distancias de enfoque, no solo para macro, lo que puede resultar muy interesante para todo tipo de tomas, pero especialmente cuando se trabaja sobre trípode.
El flash retráctil, es de numero guía 13 aproximadamente, y queda bastante alejado del eje del objetivo.


En mi opinión, la nueva Olympus E-330 es un modelo muy interesante en sí, que además de ofrecer prestaciones nuevas, de gran originalidad, y versatilidad, podrá ser muy útil como herramienta profesional a numerosos especialistas de diversas ramas, tal como,  las de la medicina, odontología, ciencia en general, fotografía social, de producto en estudio, escuelas de fotografía, nueva fotografía de arquitectura e interiorismo, y otros campos especializados. Y por supuesto, a muchos profesionales y fotógrafos aficionados avanzados.
No estamos, evidentemente, ante el “gran modelo” de Olympus que esperan los que suspiran por la “E-Profesional”, pero por otra parte, la E-330 parece adelantarnos, sugerirnos, por dónde puede ir la evolución del E-System de Olympus de aquí a la Photokina y más allá de la Photokina.

(1) En los números FV 189 y FV197 de la revista Foto Vídeo Actualidad, se realizan exhaustivos estudios acerca del sistema de visor según Porro
(2) La nueva Olympus E-330 tendrá un precio estimado de 1.100 Euros, en “kit” con un objetivo 14-45 mm (equivalente a un 28-90 mm)
(3) La cámara especial para astronomía Canon 20 Da, ofrece visión directa solo en blanco y negro, con encuadre parcial, solo durante 30 segundos, y con respuesta de color atípica en la imagen final, al carecer de filtro infrarrojo
(4) En una E-330 o E-300 el espejo en realidad no “sube”, sino que bascula en este caso hacia la izquierda según un eje vertical.

Nota: He podido realizar una intensa toma de contacto, y de hecho podéis haceros una idea de calidades y acabados de este modelo de preproducción, pues las fotografías que ilustran está página están tomadas directamente de dicha unidad.





FICHA TÉCNICA
Tipo de cámara
Primera SLR digital "Cuatro Tercios", con óptica intercambiable, dotada de dos captadores para visión simultánea, réflex, y en tiempo real sobre el monitor externo
CAPTADOR

Tipo de captador
"Live CMOS" (NCMOS o "Negative CMOS")
Tamaño del captador
13 x 17,3 mm (Estándar 4/3)
Píxeles totales
Aprox. 7,94 millones
Píxeles de imagen
Aprox. 7,5 millones
Proporción de formato
4:3 (1,33 : 1)
Filtro infrarrojo
Incorporado (Nuevo tipo híbrido de carácter profesional)
Filtro de paso bajo
(anti-aliasing)
Fijo
Procesador de imagen
Olympus "TruePic Turbo"
Montura para el objetivo
Estándar del sistema 4/3 (Estándard abierto)
Factor de "multiplicación de la focal"
2 x
ENFOQUE

Sistema
AF TTL
Puntos de enfoque
Sobre tres puntos
Gama operativa para el autofoco (AF)
0 a +19 VE (100 ISO)
Modos para el AF
Retención, y seguimiento continuo
Selección del punto de enfoque
Automática o manual
Indicación del punto activo
Si
Aviso de foco conseguido Si
AF predictivo
Si
Bloqueo de enfoque
Por pulsación parcial del disparador en el modo "Retención" o por pulsación del botón de bloqueo AF/AEL (a medida)
Haz de ayuda al AF
Si
Enfoque manual
En todo, momento, aún dentro de los  modos AF
Muestreo de enfoque Si, automático en enfoque manual
CONTROL DE LA EXPOSICIÓN

Modos de medición
TTL matricial sobre 49 zonas, promedio con preponderancia central, y puntual
Gama operativa de medición
1 a +20 VE (matricial y promedio), 3 a 17 VE (puntual 2%); con 50 mm f/2 y 100 ISO
Compensación de exposición
±5 VE en incrementos de 1/3, 1/2 o 1 punto
Muestreo automático (AEB)
3 fotogramas o 5 fotogramas, en incrementos de 1/3, 1/2, 2/3 o 1 punto
Sensibilidad ISO equivalente
100 a 1600 ISO (incrementos de 1/3)
100 a 400 en el modo "auto"
Obturación

Tipo de obturación
Planofocal, controlada electrónicamente
Tiempos de exposición
1/4.000 de segundo a 60 segundos mas "B" hasta 8 minutos (Variaciones según modos). sincronización hasta 1/180 de segundo y en modo "FP", hasta 1/4.000 de segundo.
Mando a distancia El mando a distancia (opcional), permite el disparo en posición "B"
TEMPERATURA DE COLOR
(Ajuste de blancos o WB)

Tipo
A través del captador de imagen
Ajustes
Automático, luz de día (5300 K), sombra (7500 K), nublado (6000 K), tungsteno (3000 K), fluorescentes (3 tipos/4000 K/4500 K/6600 K)), flash, a medida, ajustes específicos de temperatura de color (2000 K a 14000 K), ajuste personal sobre carta de control (en Kelvin)
Compensación azul/rojo
± 7 puntos en pasos de 2 grados Mired
Compensación verde/magenta
± 7 puntos en pasos de 2 grados Mired
Ajuste personalizado
Si, de "un solo toque", por pulsador específico
Muestreo de WB
3 fotogramas con ajustes de ± 5, 10 o 15 grados Mired
ESPACIOS DE COLOR
sRGB y Adobe RGB
VISOR

Tipo de visor
De tipo "Porro", por espejos, no intercambiable
Cobertura
Aprox. 95% (vertical y horizontal)
Aumento
0,93 x
Pupila de salida
18 mm, ajustado a -1 dioptría
Corrección de dioptrías
-3 a +1
Obturador de ocular Si, incoporado, mecánico
Pantalla de enfoque
No intercambiable
Espejo
De retorno instantáneo, con giro sobre el eje vertical
Información en el visor
Puntos de enfoque, Bloqueo de exposición AEL, señal de confirmación de autoenfoque, modo de medición, modo de exposición, tiempo de obturación, abertura de diafragma, ajuste de blancos, valor de compensación de exposición, modo de flash, control de batería, modo de registro (RAW, SHQ, etc), espacio disponible en la tarjeta (fotogramas)
Comprobación visual de la profundidad de campo
Si, disponible tambiénn en el modo Live View B, por pulsación del botón "Drive" (personalizable)
Cierre de espejo
Si, con retardo programable
MONITOR

Tipo
LCD "HyperCrystal"
Diagonal (tamaño)
2,5" (6,35 cm)
Píxeles
215.250
Valor de densidad
(relación píxeles/tamaño de pantalla)
33,89
Cobertura
Aprox. 100%
Luminosidad
Ajustable en 7 niveles
Basculable Si, hasta 90˚ hacia arriba y 45˚ hacia abajo
Modos especiales
Live View Mode A Visión simultánea a través del visor óptico réflex y en tiempo real sobre el monitor en color conservando la función autofoco (en color, con cobertura del 92%)
Live View Mode B En tiempo real, a partir directamente de la imagen del CMOS, exclusivamente sobre el monitor exterior (en color, con cobertura del 100%), en enfoque manual; enfoque posible sobre cualquier punto del encuadre, con función de lupa 10 X, comprobación de la profundidad de campo, disponible
FLASH

Incorporado
Si (NG aprox. = 13)
Modos
Auto, manual, relleno, "ojos rojos", "sincronización lenta"
Zapata de contacto central
Si
Zócalo normalizado para cable
No
Sincronización
Hasta 1/180 de segundo y hasta 1/4.000 de segundo en el modo "FP"
Compensación de exposición
± 2 VE, en pasos de 1/3, 1/2 o 1 punto
Sincronización a la 2ª cortinilla
Si (primera o segunda)
Con unidades externas Sincronización "FP" a alta velocidad
(Olympus FL-20, FL-36, FL-50)
EXPOSICIÓN

Modos de exposición
Totalmente automático, programa desplazable (P), automatismo de prioridad a la abertura de diafragma (A), automatismo de prioridad al tiempo de obturación (S o T),  manual (M), además de 21 modos de "escena"
EFECTOS DE IMAGEN
Cinco parámetros que incluyen color intenso, normal o suave, además de blanco y negro y sepia. "Filtros" amarillo, naranja, rojo y verde en el modo de blanco y negro. "Virados" sepia, azul, rojo y verde en ese mismo modo.
Opciones de color Normal, Suave  y Vívido
Saturación de color 5 niveles (dentro de cada opción)
Contraste 5 niveles (dentro de cada opción)
Acutancia (Nitidez) 5 niveles (dentro de cada opción)
Gradación Ajustes para "clave alta" (high key), "clave baja" (low key) y normal
Secuencia de imagen
Foto a foto y ráfagas
Capacidades en ráfagas
Hasta 3 f.p.s. en todos los formatos. En los modos RAW y TIFF, hasta 4 fotogramas. En modo HQ y SQ (JPEG), hasta 15 fotogramas aprox.)
Tiempo de recuperación Según tarjeta, entre 5 y 15 segundos
TAMAÑOS DE IMAGEN Y COMPRESIÓN

Tamaños de imagen y formatos
3136 x 2232 ( RAW 12,9 Mb TIFF/21,6 Mb), igual y menores para JPEG
Compresión
SHQ: 1/2,7
HQ: 1/4; 1/8; 1/12
SQ: 1/2,7; 1/4; 1/8; 1/12
FORMATOS Y ARCHIVOS

Formatos
RAW (12 bit), TIFF (8 bit) y JPEG
RAW y JPEG simultáneos
SI
Numeración
Consecutiva, ajuste automático
OTROS DATOS

Histograma durante la toma No
Histograma en reproducción
Si (incluido RGB); en modo reproducción
Avisos Luces "quemadas" y "sombras subexpuestas" (en modo reproducción)
"Lupa"
2, 3, 4, 6, 8, 10 o 14 x
Formatos en reproducción
Imagen única con información, imagen única, índice (4, 9, 16, 25 fotogramas), ampliación, calendario, proyección de "diapositivas", rotación, modo "caja de luz"
Protección contra borrado
Si, foto a foto
Posibilidad de procesado en cámara Procesado de RAW, editado de TIFF Y JPEG (Blanco y negro, sepia, reducción de ojos rojos, saturación de color y cambio de tamaño)
Conectividad PictBridge Si
Borrado
Foto a foto o todas
Autodisparador
2 o 10 segundos (cancelable); mando a distancia opcional
Entrada en reposo Ajustable para "cancelado", 1, 3, 5 y 10 minutos
Desconexión programable Varios ajustes, con retardo de hasta 4 horas
Actualización del firmware por el usuario
Si
Idiomas para menú Español, alemán, francés e ingles, con decarga desde internet de una amplia gama
Puerto
USB  2.0
 Salida de vídeo
PAL/NTSC
Tarjeta de memoria
CompactFlash I y II, compatible con Microdrive y tarjeta xD
Alimentación
Batería ión-litio BLM-1 (compatible E-300, E-500 y E-1)
Autonomía aproximada Sin utilizar los modos "Live": 400 disparos (similar a las E-500 y E-300)
En modo "Live A": 250 disparos
En modo "Live B": 200 disparos
Compatibilidad objetivos
Todos los del sistema 4/3 (incluidos los actuales y futuros de otras firmas)
Compatibilidad flashes
Olympus FL-20, FL-36, FL-50 y otras firmas mediante zapatas específicas
Empuñadura accesoria
No
Construcción
Sintéticos de alta tecnología
Dimensiones
140 x 87 x 72 mm (aprox.)
Peso
550 gramos
Precio estimado
1.100 euros con Zuiko Digital 14-45 mm f/3,5-5,6



La gama de objetivos Zuiko Digital disponibles, es la más amplia del mercado
 en lo que a diseño optimizado para digital se refiere.

Objetivos Olympus Zuiko Digital
para el
E-System
Focales "equivalentes" y disponibilidad
Pro ED 7-14 mm f/4 14-28 mm 
Pro 11-22 mm f/2,8-3,5 22-44 mm
Pro ED 14-35 mm f/2 28-70 mm/2006 
14-45 mm f/3.5-5,6 28-90 mm
Pro 14-54 mm f/2,8-3,5 28-108 mm
17,5-45 mm f/3,5-5,6 35-90 mm
18-180 mm f/3,5-6,3 36-360 mm/05/06
Pro ED 35-100 mm f/2 70-200 mm
40-150 mm f/3,5-5,6 80-300 mm
Pro ED 50-200 mm f/2,8-3,5 100-400 mm
Pro ED 90-250 mm f/2,8 180-500 mm
Pro ED 150 mm f/2 300 mm
Pro ED 300 mm f/2,8 600 mm
Pro ED 8 mm f/3,5 Fisheye 16 mm
Pro ED 50 mm f/2 Macro  100 mm
35 mm f/3,5 Macro 70 mm
Teleconvertidor 1,4 x EC-14







Nota importante: Todos los datos sujetos a modificación por parte del fabricante.

© Fotografías Valentin Sama
No extraer para utilizar fuera del contexto de esta página (Consultar licencia para libre utilización).


© Pictures copyrighted by Valentin Sama. Do notextract for use outside the scope os this page.


Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.


Volver al Blog de Valentin Sama