21/06/06
9h
Actualizado a
28/06/06

Panasonic

Lumix DMC-L1

¡Disponible –en Japón– desde el 22/07/06!

© Fotografías Panasonic y Olympus
Se ruega no extraer para utilizar fuera del contexto de esta página (Consultar licencia para libre utilización).

© Pictures copyrighted by Panasonic and Olympus. Please do not extract for use outside the scope of this page.

Volver/Ir al Blog de Valentin Sama



Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons




El similcuero elegido para esta versión final es más rugoso que el que aparece en el resto de las fotografías, que corresponde al del prototipo inicial


El próximo día 22 de julio de 2006, comenzarán las ventas –en Japón– de la nueva cámara Panasonic Lumix DMC-L1, presentada en la pasada PMA de Orlando.

La Lumix DMC-L1, una cámara concebida y creada dentro del protocolo de estándar abierto “Four Thirds” o Cuatro Tercios, es fruto de la colaboración entre Leica, Olympus y Panasonic, representando la entrada de este último fabricante en el mercado de las cámaras réflex monoculares con objetivos intercambiables.
Tal como reflejé en mi informe acerca de la Lumix DMC-L1 en el momento de su presentación, la Lumix DMC-L1 aporta nuevas soluciones derivadas de su colaboración con Olympus, y además una estética y ergonomía muy distinta de la que puede encontrarse en las SLR digitales al uso, con la excepción de algunos rasgos que pueden intuirse en la E-330 de esta última firma.
Antes de repasar lo que son los rasgos generales de esta cámara, y puesto que ya realicé el informe más arriba citado, me voy a permitir iniciar este artículo examinando algunos aspectos concretos que en el momento de la presentación de los primeros prototipos todavía no se habían desarrollado hasta su último detalle.

El “Live View” en versión Lumix DMC-L1

El modo “Live View”, fue presentado por primera vez por Olympus en su revolucionaria cámara SLR digital Olympus E-330, y consiste en poder ver una imagen “en vivo” (live) a través del monitor posterior de cristales líquidos. Si bien se trata de una característica común a las cámaras digitales compactas actuales, hasta la aparición de la E-330 se trataba de algo vedado a las cámaras réflex monoculares, y ello por razones técnicas hasta ese momento insalvables.
La nueva Panasonic Lumix DMC-L1 incorpora igualmente un modo Live View, pero no es exactamente igual al de la E-330.

En la E-330 se dispone, de hecho, de dos modos Live View, el “A” y el “B”. En el modo “A”, un captor CCD secundario reenvía una imagen al monitor LCD posterior, manteniéndose la visión réflex y el autofoco. En el modo “B”, se opera a espejo levantado (*), sin visión réflex, como es lógico, y la imagen mostrada en vivo a través del monitor, es la que está captando el captor Live-MOS principal. En este modo, no se dispone de autofoco, enfocándose manualmente (con opción de lupa desplazable) y por el momento, en ninguno de los dos se dispone de histograma en vivo, solamente tras la toma.
(*) En realidad "espejo girado", pues el espejo gira en estos modelos sobre un eje vertical, al estilo de las legendarias Olympus Pen F y FT de los años sesenta.

Pues bien, el modo –único– de Panasonic para su Lumix DMC-L1 es algo distinto, algo así como un “cruce” entre ambos. Según Panasonic, ello se consigue merced a la tecnología “Maicovicon”, que opera a espejo levantado conservando la función de autoenfoque.
Así, el Live View es a espejo “levantado”, igualmente sin visión réflex, pero en ese modo en la Lumix DMC-L1 si que se dispone de autofoco, así como de enfoque manual (con opción de lupa desplazable). El monitor de la Lumix DMC-L1 nos ofrece histograma en vivo. Eso si: en ese modo no se dispone de visión réflex.

El monitor es de 207.000 píxeles y 2,5 pulgadas, muestra el 100% de la imagen y permite controlar visualmente la profundidad de campo en el modo Live View, con la particularidad de que el brillo de la pantalla se ajusta automáticamente para compensar la disminución de luminosidad al cerrar el diafragma a la abertura de trabajo. A diferencia de la E-330, la Lumix DMC-L1 no permite bascular el monitor, decisión que se tomó a fin de poder conseguir un cuerpo lo menos grueso posible, coherentemente con el concepto general de la cámara.
Así por tanto, si el sistema de la Lumix DMC-L1 ofrece la ventaja del histograma y la comprobación de la profundidad de campo en vivo, la E-330 de Olympus nos ofrece el modo Live View modo A, con visión réflex simultaneable con la visión sobre el monitor, y además, el práctico monitor basculable. Como en tantas cosas de la vida… parece que no se puede tener todo.


Buenas formas… de telemétrica

Según Panasonic, su nueva Lumix DMC-L1, es …”un tipo enteramente distinto de cámara réflex monocular, puesto que su modo de operación es muy similar al de una cámara tradicional para película, pero al estar dotada de una variedad de funciones innovadoras, aumenta el placer y la diversión de tomar fotografías”…
Así, la nueva Panasonic Lumix DMC-L1 obedece a un diseño próximo al de las cámaras de telémetro para película y las sensaciones que debiera transmitir a sus usuarios serán las correspondientes. De hecho, la Lumix DMC-L1 dispone de un auténtico dial selector de tiempos de obturación, al tiempo que el nuevo objetivo que Leica ha diseñado para la Lumix DMC-L1, dispone, sobre su barrilete, de un auténtico aro de aberturas de diafragma, además de los aros correspondientes a las variaciones de focal y al enfoque.

Cualquiera que esté familiarizado con los modelos Panasonic y aquellos Leica que se derivan de ellos, podrá deducir rápidamente que la Lumix DMC-L1 es una fina evolución de las Panasonic DMC-LC1 y Leica Digilux 2, utilizando de forma muy ingeniosa la tecnología de visor Porro de Olympus, a fin de poder ofrecer una estética de cámara telemétrica, en una cámara réflex monocular.


La cámara Panasonic Lumix DMC-LC1, en estas dos fotografías, ha inspirado con sus formas para el diseño de la nueva Lumix DMC-L1.
Incorporar una caja de espejo réflex y un sistema de visión Porro en esa línea tan baja, es algo digno de admiración, sobre todo si tenemos en cuenta que ahora el objetivo es intercambiable y que el captador Cuatro Tercios es mucho mayor que el de esta DMC-LC1

La Lumix DMC-L1, incorpora el nuevo captador NCMOS o "Live-MOS" de Panasonic de 7,5 megapíxeles efectivos que se ha empleado recientemente, por primera vez, en la Olympus E-330. Este captador ofrece una superficie útil por pixel hasta 1,4 veces mayor que los CMOS habituales, y con tan solo 5 v de voltaje de operación produce una relación señal/ruido mucho más favorable, lo que permite ofrecer una muy alta calidad intervalo tonal y color, con un consumo un 80% menor de lo habitual.


El NCMOS de Panasonic, o Live MOS, a aproximadamente tamaño natural (dependiendo de resolución de pantalla)
Puede leerse información más detallada acerca de este sensor siguiendo el enlace: Live MOS



En lo que respecta al autoenfoque, existe un detalle particular adicional, y es que la Lumix DMC-L1 parece conservar las buenas funciones del sistema híbrido incorporado en su Lumix DMC-LC1, que dispone de un sensor pasivo externo que realiza una rápida aproximación al punto de enfoque correcto, para pasar luego el relevo, para el ajuste fino, al sistema interno.
Gracias a la colaboración con Olympus, la caja del espejo es la misma empleada en la Olympus E-330, y por tanto, la Lumix DMC-L1 dispone también del inigualable sistema de eliminación del polvo del captador por ondas supersónicas (SSWF).

El SSWF

Puesto que la Lumix DMC-L1 es fruto de una colaboración entre Leica, Olympus y Panasonic, es lógico que incorpore el avanzado sistema de reducción de polvo Super Sound Wave Filter (SSWF), original de Olympus, y que por medio de ultrasonidos “sacude” las partículas de polvo que puedan haberse depositado sobre el captador. El sistema, que ha demostrado su gran eficacia en miles de unidades de cámaras Olympus de los modelos E-1, E-300, E-500 y E-330, incorpora además un sistema para la fijación del polvo sacudido, lo que potencia la eficacia conseguida.



El sistema de eliminación del polvo sobre el captador por ultrasonidos, original de Olympus (SSWF) en su montaje sobre la nueva Lumix DMC-L1


La caja del espejo, y parte del sistema del visor (aquí divididos en dos módulos) son comunes con la de la Olympus E-330, con excepción del segundo captador y los módulos del autofoco. Podemos ver el espejo principal móvil, que gira sobre un eje vertical.


El nuevo objetivo Leica D Vario-Elmarit 14-50 mm f/2,8-3,5 Asph

El nuevo objetivo es de gran relevancia también por el ser el primer objetivo de diseño Leica fabricado por Panasonic diseñado específicamente para el protocolo Cuatro Tercios. La letra “D” incorporada a la nomenclatura le distingue de los objetivos Leica DC destinados a las otras cámaras digitales de Panasonic.
 
Así, por tanto, para esta cámara, Leica ha desarrollado especialmente el Leica D Vario-Elmarit 14-50 mm f/2,8-3,5 Asph, equivalente en ángulo de toma a un 28-100 mm. Se trata del primer objetivo Leica creado para una cámara digital con óptica intercambiable, y al parecer es el heraldo de una nueva serie “D”, compatible, como este que ahora se presenta, con el protocolo del estándar abierto “Four Thirds”. Este objetivo ha sido desarrollado conjuntando la tecnologías ópticas de Leica Camera AG y Panasonic y de hecho, se fijaron unos patrones de calidad específicos para este producto, a fin de que pudiese producir la mejor calidad de imagen sobre la nueva Lumix DMC-L1.

El Leica D Vario-Elmarit 14-50 mm f/2,8-3,5 Asph obedece a un diseño de 16 lentes en 12 grupos, incluyendo dos lentes aesféricas de gran tamaño en vidrio moldeado, una especialidad de las factorías ópticas de Panasonic: quizá resulte representativo el dato de que la firma fabricó el año pasado 40 millones de esas lentes.

Según sus creadores, el objetivo ofrece una calidad de imagen excepcional de borde a borde incluso a plena abertura. La distancia mínima de enfoque de 29 cm, constante a lo largo de toda la gama de focales, ofrece una capacidad macro con una escala de reproducción de hasta 0,32 x.

Panasonic ha incorporado en este objetivo su famoso sistema de estabilización óptica “Mega O.I.S.”, un sistema que ha demostrado su eficacia en otros modelos anteriores de la firma. El sistema opera en base a unos sensores giroscópicos y el procesador Venus-Engine III incorporado en la cámara. Este sistema, “ausculta” 4.000 veces por segundo el temblor de la cámara en las manos del fotógrafo, y envía las señales correspondientes a un sistema piezoeléctrico, que a su vez desplaza en tiempo real un grupo de lentes móviles dentro del esquema óptico del objetivo. Este sistema, que se ha visto avalado en cámaras anteriores, probablemente brillará en la Lumix DMC-L1.


Existen dos modos de operación de este sistema. En el Modo 1, la compensación de la trepidación está activa en todo momento, siendo sus efectos positivos apreciables tanto a través de la visión réflex como en el modo Live View, a través del monitor. En el Modo 2, el sistema actúa solo en el momento de apretar el disparador: el rendimiento es aún más preciso si estamos dispuestos a prescindir de los beneficios del encuadre y composición estabilizados.

Puesto que el protocolo “Four Thirds” implica la compatibilidad entre cuerpos y objetivos de distintos fabricantes que se adhieran al mismo, la Lumix DMC-L1 admitirá (sin estabilización) los objetivos Zuiko Digital actuales, al tiempo que las cámaras Olympus del E-System (E-1, E-300, E-500, E-330) admitirán el nuevo Leica D Vario-Elmarit 14-50 mm f/2,8-3,5, y según algunas fuentes, conservaría la estabilización.

Como se recordará, yo mismo ha expresado en diversas ocasiones mis dudas acerca de si los objetivos de la nueva serie Leica D, destinados a la flamante Panasonic Lumix L1, en los modelos que estuviesen dotados de la estabilización interna Mega O.I.S., mantendrían esa estabilización al ser acoplados sobre un cuerpo Olympus, como por ejemplo los actuales E-1, E-300, E-500 y E-330. Como se sabe, los dos sistemas pertenecen al estándar Cuatro Tercios, y ello supone que los objetivos Leica/Panasonic para la L1 puedan ser montados y utilizados sobre las Olympus, y recíprocamente, los de Olympus (y Sigma) sobre la Panasonic L1, o cualquier otro modelo y marca que pueda surgir en el futuro.

Sin embargo, y puesto que el sistema de estabilización mega O.I.S. está incorporado en cada objetivo, y opera a través de un sistema de lentes móviles, pero en una L1 se indica que está controlado por el procesador Venus Engine III, que se encuentra en el cuerpo de la cámara, cabía un duda más que razonable sobre si el sistema de estabilización de los objetivos funcionaría al “separarlos” del cuerpo de una cámara Panasonic.

Realicé la pregunta a los responsables de Panasonic en España, y han tenido la amabilidad de contestarme con toda precisión.

Existen dos modos diferentes de operar del Mega O.I.S., y en el primero, en el Modo 1, la estabilización está constantemente en marcha, lo que permite observar el efecto a través del visor, sea este el óptico réflex, sea el monitor posterior (en Live View). Ello facilita la composición con focales largas, y en situaciones extremas.
En el Modo 2, la estabilización no entra en acción más que en el momento del disparo, y si bien no se goza de las ventajas anteriores, en determinados casos puede resultar ligeramente más eficiente.

Pues bien: los objetivos Panasonic dotados de estabilización interna Mega O.I.S., tal como el nuevo Leica D Vario-Elmarit 14-50 mm f/2,8-3,5 Asph que dota inicialmente a la Lumix L1, funcionarán sobre las cámaras Olympus en el Modo 1, esto es, en acción constante. Para funcionar en el Modo 2, necesitan de la complicidad de una L1.

Personalmente, me parece una noticia excelente, esa gran compatibilidad, pues resulta difícil pedir algo más, sobre todo teniendo en cuenta que las futuras Olympus dotadas de estabilización en el cuerpo de la cámara ofrecerán estabilización a cualquier objetivo, incluidos los Leica/Panasonic dotados de Mega O.I.S. Bajo esa situación, habrá que optar probablemente por una estabilización u otra, conmutando, bien sobre el objetivo, bien sobre la cámara.
Futuros modelos de cámara Olympus estabilizados, ofrecerán estabilización propia al Leica D Vario-Elmarit 14-50 mm f/2,8-3,5 o a cualquier otro objetivo que literalmente "se les ponga por delante".

Como ya comenté en mi informe preliminar acerca del Leica D Vario-Elmarit 14-50 mm f/2,8-3,5, se trata de un objetivo dotado de un auténtico aro de diafragmas sobre su barrilete.
Por cierto que finalmente se ha desvelado, que dicho barrilete está realizado en aleación de aluminio y magnesio, y no en policarbonato, como se había rumoreado con anterioridad.



Las dimensiones del Leica D Vario-Elmarit 14-50 mm f/2,8-3,5 Asph, son de aproximadamente Ø 76 mm x 98 mm de largo.

A través de una fuente de información muy fiable, he podido entrever, los posibles planes de Panasonic y Leica en lo que se refiere a la introducción de nuevos objetivos "D" a lo largo de lo que queda de 2006 (incluyendo la Photokina) y 2007. La lista sería aproximadamente la que figura más abajo, pero debo hacer constar que no se trata de información oficial. Si lo fuese, quizá hubiese podido añadir "Leica D Summicron delante de un objetivo, o "Leica D Vario-Elmarit" delante de otros. Solo recordar que "O.I.S." significa estabilización interna…

Objetivos Leica D para Lumix L1
Leica D Focales y luminosidad Equivalencia
25 mm f/1,4 50 mm f/1,4
45 mm f/2 Macro O.I.S. 90 mm f/2
50-150 mm f/3,5-5,6 O.I.S. 100-300 mm f/3,5-5,6
14-150 mm f73,5-5,6 O.I.S. 28-300 mm f/3,5-5,6


Procesador Venus Engine III

Si bien es cierto que cada fabricante “presume”, de su procesador, casi siempre con razón, sea Canon con su Digic II, u Olympus, con su True Pic Turbo, por poner solo dos ejemplos, por lo que he podido ver el Venus Engine III de Panasonic hace un trabajo muy bueno, al menos con las cámaras digitales compactas y de tipo EVF (“falsas réflex”). Así el Venus Engine III, que radica en un LSIo Circuito Integrado a Gran Escala, se ocupa de muchas funciones de gestión, entre las que se incluye la del autofoco y el ajuste de blancos, pero es que en la última versión, la III, es capaz de corregir también las aberraciones cromáticas que se puedan derivar de la combinación del objetivo y el captador. Así, el Venus Engine III no solo ayuda a traducir la señal generada por el Live-Mos generando imágenes con resolución, gradación y color de alta calidad, sino que además, es capaz de distinguir y separar el ruido cromático del de luminancia, suprimiendo el primero selectivamente, ofreciendo una calidad de imagen superior a altos índices ISO equivalentes y/o en situaciones de baja luminosidad.
El procesador Venus Engine III





Un recorrido por la Lumix DMC-L1

Parte superior

Parece justo comenzar por los bellos mandos de carácter analógico que pueblan el extremo superior derecho de la cámara, desde el punto de vista del fotógrafo. Allí, un gran tambor selector, ofrece ajustes de tiempos de exposición desde 1/4000 de segundo a 1/15 de segundo, con una posición adicional para los ajustes de tiempos de obturación hasta 60 segundos completos y “B”. En esta última posición se anuncian tiempos de hasta 8 minutos. Hay que destacar, que los tiempos de obturación pueden ajustarse –por clics– en tercios de punto. Sobre ese mismo tambor, la posición “A” nos abre el camino a los modos de exposición automáticos.
Concéntricos al tambor arriba citado, tenemos dos mandos. Uno de ellos nos permite elegir la medición entre los modos matricial, promedio o puntual, al tiempo que el otro nos permite seleccionar entre el “arrastre” (habrá que buscar otra palabra…) foto a foto, en ráfagas o en modo de muestreo de exposición, además de la opción de autodisparador. Estos dos mandos tienen "tactos" distintos, para quel fotógrafo los pueda manejar de forma muy intuitiva, cada uno con dedos diferentes.

Dos pulsadores (FUNC.1/FUNC.2) nos permitirán elegir entre distintas opciones de función, incluyendo, probablemente, los modos de estabilización de imagen.
En el extremo izquierdo del “capot” superior, encontramos la zapata para flash normalizada y con contactos específicos, que es de suponer serán compatibles con los flashes de la línea Olympus.

Sobre el dorso

En esta extensa área, encontramos, al lado derecho, un robusto conmutador para la puesta en marcha y desconexión de la cámara, así como un cómodo conjunto de conmutador y pulsador, que nos permite seleccionar rápidamente –sin tener que entrar en el menú– entre el autoenfoque simple o de seguimiento, y por supuesto, el enfoque manual. El pulsador central permite desvincular las funciones de autoenfoque y de medición de exposición.
A la izquierda se ubica un mando fundamental, el “LIVE VIEW”, que es el conmutador que permite pasar de la visión réflex real, a través del ocular, a la visión en directo, a través del monitor posterior, desde el propio captador Live-MOS. Esta importante y diferenciadora característica es, por el momento, única a la Panasonic Lumix DMC-L1 y a la Olympus E-330, si bien sus modos de operar son, como ya he reflejado más arriba,  bastante distintos.
Más abajo, a la derecha de la pantalla, que es de carácter fijo, encontramos el muy práctico pulsador para la comprobación visual de la profundidad de campo (posible también en modo Live-View), así como los más habituales para los modos de pantalla y visualizado y borrado de las imágenes, con el conmutador de cinco vías para navegar por los menús.
A la izquierda de la pantalla, se localizan pulsadores directos para parámetros tales como ajuste de temperatura de color (WB), ajuste de sensibilidades equivalentes (ISO), salida del flash incorporado y ajustes de modos de flash, así como el correspondiente al compensador de exposición.
Se da entrada a las variaciones en los parámetros a través de una rueda sinfín discretamente semioculta a la derecha de la parte superior de la pantalla, que es de 2,5 pulgadas. Esta misma rueda, permite controlar las aberturas de diafragma en aquellos objetivos que no disponen del anillo correspondiente sobre el barrilete del objetivo.
El ocular, bastante protuberante (aprox. 13 mm) dispone de ajuste de dioptrías (-3 a +1). Mi impresión particular en base a esa protuberancia, es que se ha debido trabajar bastante en las lentes de la parte del ocular, desde la imagen transmitida por el reenvío del último espejo del sistema Porro, y que les es ofrecida a esas lentes, y ello a fin de ofrecer una imagen del máximo aumento compatible con la calidad visual de la imagen ofrecida finalmente al ojo. Este aumento ha sido finalmente de un notable 0,93 x.


Sobre el barrilete del objetivo

Sobre el objetivo Leica D Vario-Elmarit 14-50 mm f/2,8-3,5 Asph, cuya grafía se corresponde perfectamente con la bella y austera estética Leica, se encuentra el auténtico aro de diafragmas, con ajustes por “clics”, con posiciones intermedias para los mismos, y con un pulsador de bloqueo/desbloqueo que permite colocarlo en la posición “A”, para entrar “en sintonización” con su posición homóloga sobre el tambor de ajustes de tiempos de obturación, y de esa forma poder entrar, a pleno rendimiento en los modos automáticos. En este terreno, el sistema es muy eficiente: si ambos mandos (tiempos de obturación y diafragmas), se encuentran en posición “A”, la cámara operará en programa automático. Si el objetivo solo se encuentra en “A”, tendremos automatismo con prioridad al tiempo de obturación seleccionado, y si solo el selector de tiempos de exposición se encuentra en “A”, tendremos automatismo de exposición con prioridad al valor de abertura seleccionado sobre el aro de aberturas de diafragma del objetivo. Mejor, imposible.
La distancia mínima de enfoque de 29 cm parece muy favorable, y los aros recubiertos de goma que controlan los mandos de enfoque manual y variaciones de las focales, son también de la misma estética que los que Leica emplea para los objetivos destinados a las Leica-R.
Puesto que el aro frontal de este objetivo está libre de giro, se puede emplear el parasol específico en pétalos.
Sobre el costado izquierdo del Leica D Vario-Elmarit 14-50 mm f/2,8-3,5 Asph se encuentra el conmutador para la conexión/desconexión del sistema de estabilización óptica Panasonic Mega OIS incorporado en el interior del propio objetivo. Me parece entender que ese conmutador resultará importante cuando deseemos montar y usar este objetivo Leica en uno de los nuevos modelos de SLR digital de Olympus dotado de estabilización interna en el cuerpo, por movimiento del propio captador. El protocolo “Cuatro Tercios” impone que exista compatibilidad entre objetivos y cuerpos de distintos fabricantes, y de hecho, ya se ha confirmado que el sistema de estabilización interno Mega OIS funcionará cuando el objetivo esté montado sobre otros modelos (de otras marcas) de cámaras "Cuatro Tercios", aunque personalmente espero a verlo para creerlo.


El corte del nuevo Leica D Vario-Elmarit 14-50 mm f/2,8-3,5 Asph nos muestra parte de sus secretos. He marcado con "OIS", a su derecha, el grupo de lentes que se desplaza para realizar la estabilización.


El cuerpo de la cámara, realizado enteramente en aleación de magnesio obedece a unas dimensiones de 145,8 x 86,9 x 77 mm.
Como he reflejado en otro lugar, las dimensiones del objetivo intercambiable son de aproximadamente 98 mm de largo para Ø 76 mm.
En este preciso momento no se conoce todavía -oficialmente– el precio exacto del conjunto, pero se calcula que se situará en el entorno de los 2.000/2.500 euros. El objetivo Leica D Vario-Elmarit 14-50 mm f/2,8-3,5 Asph estará disponible inicialmente, solo junto con la Lumix DMC-L1.


La Lumix L1, con su acabado final, nos deja ver, a través de su montura de gran diámetro,
el espejo de giro sobre el eje vertical

Panasonic Lumix L1: las especificaciones

Y por fin, ya tenemos las especificaciones definitivas de la nueva cámara.
Os recomiendo una lectura detallada, pues a través de ella descubriréis, por vosotros mismos, detalles muy interesantes, tales como que disponemos de diversos formatos de toma, incluyendo uno tan querido a Panasonic como el "panorámico" 16:9
En ese formato, el tamaño máximo de imagen es de 3.136 x 1.760 píxeles (Aprox.5,5 Mp), siendo de 3.136 x 2.080 para el 3:2 (6,5 Mp), y de 3.136 x 2.352 para el nativo de 4:3 (7,37 Mp).

Adicionalmente, existe un modo que Panasonic define como "Extra Optical Zoom", por el que se indica que se puede "extender" la longitud focal según un factor 1,5 x, si se opera a una resolución de 3 megapíxeles o inferior. No caben muchas dudas de que se trata de un modo de "recorte" del encuadre, similar al ofrecido por la firma en algún modelo anterior. Veremos…

Tipo
Tipo de cámara Réflex monocular digital con óptica intercambiable
Soporte de registro Tarjetas SD, SDHC, Multimedia
Tamaño de captor 13 x 17,5 mm o "Cuatro Tercios"
Montura y protocolo "Cuatro Tercios"
Sensor de imagen
Tipo Live-MOS
Píxeles totales 7,9 megapíxeles
Píxeles de imagen Aprox. 7,5 megapíxeles
Proporción 4:3 (horizontal: vertical)
Filtros de color Color primario, pauta Bayer
Sistema reductor del polvo Super Sound Wave Filter (SSWF)
Formatos de registro JPEG y RAW
Opciones de proporciones de registro 4:3; 3:2; 16:9 (los dos últimos solo en modo Live View)
Espacios de color Adobe RGB, sRGB
Visor
Tipo de visor Visor óptico según Porro, por espejos
Campo cubierto Aprox. 95%
Aumento Aprox. 0,93 x
Pupila de salida Aprox. 18 mm
Ajuste de dioptrías -3 a +1
Pantalla de enfoque No intercambiable
Espejo De retorno instantáneo, giro sobre el eje vertical
Comprobación visual de la profundidad
de campo
En el modo Live-View
Obturador de ocular Accesorio
Autoenfoque
Tipo TTL, por detección de fase
Modos de enfoque AFS/AFC/MF
Puntos de enfoque 3
Selección del área de enfoque Auto, uno de los puntos seleccionables
Gama operativa EV 0 a 19 (para 100 ISO)
Luz de apoyo Si
Bloqueo de enfoque Disparador a medias en modo AFS/Pulsador AFL/AEL
Control de la exposición
Sistema de medición TTL a plena abertura, por sensor de 49 zonas en el modo
de visión réflex); Modo matricial de 256 zonas en Live View
Modos de medición Inteligente multiárea, promedio con preponderancia central o puntual
Gama operativa 0 a 20 EV en modo réflex; 0 a 16 EV en Live View (con objetivo f/2)
Sensibilidades ISO equivalentes Auto/100, 200, 400, 800, 1600
Compensación de exposición ± 2EV en incrementos de 1/3
Bloqueo AE Disparador a medias en modo AFS/Pulsador AFL/AE
Exposición por muestreo 3 o 5 fotogramas, ±2 EV, en incrementos de 1/3 a 1 punto
Ajuste de blancos (Temperatura de color)
Ajustes base Luz día, nublado, Sombra, Tungsteno, Flash, A medida (dos ajustes), ajustes en Kelvin
Ajustes de tono azul/ámbar, magenta/verde
Gama Kelvin 2.500 a 10.000 K en 31 pasos
Obturación
Tipo Plano focal, de laminillas, de recorrido vertical
Tiempos de obturación 1/4.000 a 60 segundos y "B" (hasta 8 minutos)
Autodisparador Retardos de 10 o 2 segundos
Control remoto Mediante accesorio opcional DMW-RSL1
Disparo a ráfagas
Velocidades de disparo 3 f.p.s. o 2 f.p.s.
Capacidad de registro 6 fotogramas (si se incluye modo RAW); ilimitada solo en JPEG,
dependiendo de los factores habituales tales como tarjeta, sujeto, temperatura, etc
Flash incorporado
Tipo Retráctil, NG 10 (100 ISO), con capacidad para luz rebotada
Sincronización Hasta 1/160 de segundo, a la primera o segunda cortinilla
Zapata externa De contacto central
Monitor
Tipo Policristalino, TFT LCD de baja temperatura
Tamaño 2,5 pulgadas
Píxeles 207.000
Campo cubierto 100% en el modo Live-View
Live View
Modo El monitor TFT LCD se emplea como visor, con el captor volcando la imagen real;
posibilidad de lupa de enfoque; se mantiene el autofoco
Modos "de película" (film mode)
Color Estándar, Dinámico, Naturaleza, Suave
Blanco y negro Estándar, Dinámico, Suave
Visionado
Modos Foto simple, 9 o 25 fotogramas; calendario
Lupa hasta 16x y rotación (excepto RAW)
"Pase de diapositivas"
Pase de fotos favoritas
Reencuadre, protección, conversión de proporción, ajustes DPOF (PictBridge)
Puertos
Conexión a ordenador USB 2.0
Vídeo NTSC/PAL
Otros datos
Alimentación Batería de ion-litio 7,2 voltios 1.400 mAh
Autonomía Aprox. 450 imágenes (norma CIPA)
Dimensiones 145,8 x 86,9 x 77,2 mm
Peso (cuerpo solo) 530 gramos
Gama operativa 0˚ a 40˚ y 10% a 80% de humedad relativa
Software LUMIX Simple Viewer, PhotoFun Viewer, Silkpix Developer Studio,
Quick Time, Driver USB
Precio No indicado a 21/06/06. Aprox. 2.000 euros con el objetivo








Conclusiones

Es ligeramente prematuro establecer conclusiones acerca de un nuevo modelo de cámara cuando todavía no lo hemos podido someter a prueba, pero no es menos cierto que si que puede y debe analizarse, al menos inicialmente, el significado de lo que va a poder comprarse dentro de un mes en nuestras tiendas. De hecho, la impresión que tengo es que el calendario va ligeramente adelantado.

En mi opinión, la nueva Panasonic Lumix DMC-L1 constituye un modelo muy relevante. Ello se debe a razones tales como ser la primera entrada de otra marca en el concepto “Cuatro Tercios”, y además Panasonic, una gran marca que está haciendo una firme transición hacia lo que ella misma denomina “La (auténtica) Cultura Fotográfica”. Además, y tal como había avanzado ya hace tiempo en mi Blog, es evidente que Leica tendrá una “Cuatro Tercios” basada en la cámara de Panasonic, que –no lo olvidemos– ha sido posible solo a la colaboración con Olympus, que ha aportado su poderoso y original “know how” en materias tan vitales como la caja del espejo y el sistema de visión según Porro, sin el cual no se hubiese podido conseguir la estética de caja tan baja, similar a la de una cámara de telémetro, un auténtico hito adicional en el diseño de las cámaras réflex monoculares digitales. De hecho, es evidente que en la nueva Lumix Lumix DMC-L1 se ha tratado de conservar la estética de modelos emblemáticos anteriores, tanto de Panasonic como de Leica, con su Digilux 2.
Todo ello viene reforzado con el muy reciente manifiesto de Leica y Panasonic, en el que anuncian el refuerzo de su futura colaboración para desarrollar precisamente productos como éstos ahora fabricados en colaboración. Podemos esperar más objetivos Leica D para el cuatro tercios y más cuerpos de cámara. Y por supuesto compatibles con Olympus… y con todos aquellos fabricantes que se decidan a entrar en el sistema Cuatro Tercios, y que ya deberían haber entrado hace tiempo, y que probablemente se estén arrepintiendo de no haberlo hecho antes.

Valentin Sama



 











Valid HTML 4.01 Transitional

© Fotografías Panasonic y Olympus
Se ruega no extraer para utilizar fuera del contexto de esta página (Consultar licencia para libre utilización).


© Pictures copyrighted by Panasonic and Olympus. Please do not extract for use outside the scope of this page.



Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons
.

Volver/Ir al Blog de Valentin Sama